Bájese del banquillo de la culpa

Sentirse culpable es como sentarse en una mecedora. Nos mecemos atrás y adelante emocionalmente, ¡pero eso no nos lleva a ninguna parte! La próxima vez que se encuentre sentado en la mecedora de la culpa, salte y muévase a un mejor lugar emocional. ¿Cómo? Pregúntese: ¿qué puedo hacer para arreglarlo? Y luego actúe sobre eso. Haga algo constructivo y se sentirá mejor consigo mismo.

OM SHANTI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *